TUDOR Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue», un tesoro que nace bajo el mar

TUDOR Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue», un tesoro que nace bajo el mar

TUDOR Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue», un tesoro que nace bajo el mar

Navegando decidido sobre un mar de rica historia relojera con olor a salitre y leyendas de los más intrépidos submarinistas e integrantes de la Marina Francesa, llega el nuevo buque insignia de TUDOR, el Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue», vestido de un elegante color azul marino más conocido como ‘Azul TUDOR’. 

TUDOR Black Bay Fifty-Eight Navy Blue 39 mm M79030B-0001

Tras el éxito del primer modelo TUDOR Black Bay en 2012, que impactó a todo a todo el mundo en la feria Baselworld de aquel año con sus 41 mm de diámetro, las clásicas agujas ‘Snowflake’ (copo de nieve, en inglés) de la galardonada firma ginebrina, y su inherente herencia histórica, irrumpió en el mercado el primer Black Bay Fifty-Eight en 2018.

En un abrir y cerrar de ojos, éste último se convirtió en el superventas de TUDOR hasta la fecha. Era compacto, con un tamaño de 39 mm y una estética decididamente vintage elevada por las manecillas y los índices dorados. En ese momento, todo amante de la alta relojería supo que, cual tsunami, el modelo Fifty-Eight había llegado y sentenciado un antes y un después en el mercado sin previo aviso.

TUDOR Black Bay Fifty-Eight M79030N-0001

TUDOR Black Bay 58

Durante años, aquel deportivo Fifty-Eight original de bisel y esfera negra ha sido todo un reclamo de la marca, y aunque parecía que su excelencia no podía ser superada, la flamante nueva versión «Navy Blue» nos ha sumergido en lo que es ya una nueva era para la firma. Como si se tratara de uno de aquellos míticos tesoros de los que tanto hemos oído hablar en leyendas de piratas y marineros desde que tenemos uso de razón, el Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue» es todo un fenómeno que brota de entre las olas con fuerza para invadir nuestras muñecas y regalarnos valiosas horas, minutos y segundos vistos a través de su cristal de zafiro abombado.

tudor black bay 58 m79030b

De sobra sabemos que, a lo largo de la historia, TUDOR no ha dudado en basar el diseño de sus nuevos relojes echando la vista atrás y conmemorando modelos antiguos que han sido piezas clave en su historia.

La conocida como firma de la rosa, por la distintiva rosa grabada en las coronas de sus relojes, ha sido siempre reconocida por su sólida identidad propia desde que se creara en 1926 por Hans Wilsdorf, el visionario fundador de la Rolex Watch Company. Respaldada por el archiconocido sello relojero, TUDOR nació con la finalidad de fabricar relojes extraordinariamente fiables, de una estética muy atractiva y refinada, y con una relación calidad-precio inigualable que haría que, nada más ser presentados, fueran elegidos por los más intrépidos clientes no sólo para su día a día, sino también, y muy especialmente, para sus aventuras en tierra, mar y aire. Efectivamente, así fue, y así continúa siendo.

1969 Tudor Prince Oyster Submariner 7016

Si bien el primer reloj de buceo profesional de TUDOR fue lanzado en 1954 bajo la referencia 7922, fue en 1958 cuando llegó al mundo el ‘Big Crown’ o referencia 7924, un reloj de submarinismo hermético hasta los 200 metros que se convirtió en todo un icono y al que hoy hace referencia el novísimo y ya codiciado Fifty-Eight «Navy Blue». No obstante, el nuevo modelo de la colección también hace referencia, primero, a su color, el azul marino de TUDOR como bien indica su nombre, y por otro lado, al mágico año de 1969.

review tudor Black Bay Fifty-Eight Navy Blue M79030B

Hace ya más de medio siglo, la firma lanzó un primer reloj con esfera y bisel azules para submarinistas, y en la década de 1970 acabó equipando a las fuerzas de la Marina Francesa con él.

La firma optó por vestir de esa tonalidad también a una gran variedad de sus relojes deportivos, por lo que no tardó en hacerse un distintivo estético fácilmente reconocible a nivel internacional.

Como no podía ser de otra manera, el diseñador español Ander Ugarte ha rescatado aquellos galanes y robustos modelos tic-taqueantes del propio archivo histórico de la marca para producir el nuevo «Navy Blue». Porque TUDOR, aún estando respaldada por la calidad suprema de Rolex, siempre ha demostrado y defendido su carácter propio, con modelos únicos que han dejado a hombres y mujeres de todo el mundo boquiabiertos, no sólo por su atractivo estético, su comodidad, fiabilidad o precio más asequible, sino por movimientos propios como el calibre de manufactura MT5402 que incorpora el actual Fifty-Eight «Navy Blue». Dicho calibre automático, cabe destacar, no es uno adaptado, sino que es uno de última generación especialmente fabricado para los modelos Fifty-Eight.

TUDOR Black Bay 58 Navy Blue

Su diseño ofrece una impecable precisión y longevidad, y con su espiral de silicio amagnético, cuenta con la certificación de cronómetro por Control Oficial Suizo de Cronógrafos (COSC), superando con creces los estándares de tal órgano independiente gracias a su excelente rendimiento. Es más, la variación media del reloj es de entre -2 y +4 segundos, cuando en realidad se permiten entre -4 y +6 segundos en relación al tiempo absoluto en un único movimiento.

Y, por si fuera poco, está dotado de 27 rubíes y una reserva de marcha de 70 horas. Es decir, que podemos hacer la maleta y pasar un fin de semana en la costa dejando nuestro reloj en casa y, al volver, no habrá que darle cuerda para ajustar la hora. 

tudo black bay 58 price

Pero más allá de su evidente comodidad, que viene dada no solo por sus materiales o la reserva de marcha de su calibre, sino también por su perfecto tamaño adaptable a prácticamente todas las muñecas, el Black Bay Fifty-Eight «Navy Blue» acapara todas las miradas por su impecable envoltura. Es indiscutible.

Estéticamente, el modelo mantiene las dimensiones y algunos detalles del Fifty-Eight original, pero ya a primera vista nos encandila al ver que hace un guiño a la Marina Francesa, a su historia y al mar, perpetuando la tradición del azul TUDOR con su disco de bisel y esfera en azul marino. Eso sí, a pesar de sus tintes históricos, el nuevo modelo presenta un acabado algo más contemporáneo, suave y fresco en comparación a su predecesor. El reloj mantiene su caja de acero inoxidable 316L ultra resistente y perfecto para el submarinismo, así como su esfera en forma abombada, pero esta vez con un cristal de zafiro en lugar de Plexiglás.

tudo bb58 blue price

Las manecillas también son las ‘Snowflake’ originales, pero junto con los grandes índices y los numerales, en lugar de dorados, ahora estos tres elementos son plateados y han sido revestidos de un material fosforescente suizo de grado A Super-LumiNova® que brilla color verde en la oscuridad. De esta forma, el «Navy Blue» se vuelve un Fifty-Eight muy polivalente que amplía el perfil de su público.

tudor black bay 58 navy blue price

La gran corona grabada con la rosa de TUDOR es del todo capital en este nuevo modelo, pero la caja de acero  ahora cuenta con frontales satinados y laterales pulidos de canto biselado. Esa suavidad recorre toda la pieza como si, muy dulcemente, las olas del mar lo hubieran moldeado hasta dar con el grado perfecto de elegancia y pulido.

Para acabar de completar el reloj, que pasará al imaginario colectivo como uno de los más bellos y resistentes de TUDOR, existen hasta tres combinaciones distintas de agarre a la muñeca en los que el tono azul predomina:

- El primero, en un tejido Jacquard marino con banda plateada en el centro que difiere de las correas NATO comunes, en las que la tela ha sido impresa con el color deseado.En este caso, puesto que el lanzamiento del «Navy Blue» también celebra los 10 años de colaboración con la fábrica de correas Julien Faure, con sede en la región francesa de Saint-Étienne, cada color que conforma la correa está formado por un hilo distinto que se entrelaza. De esta forma, fabricándola mediante el uso de los telares del siglo XIX de la manufactura experta, la correa goza de una mayor firmeza, duración y presencia que se ultima con un sencillo cierre de hebilla.

tudor black bay 58 navy blue fabric strap

- En segundo lugar, y también en azul, se puede optar por una correa de tacto suave similar al de la franela y con dos cierres: uno desplegable y otro de seguridad.

TUDOR Black Bay Fifty-Eight Navy Blue M79030B-0002

- Y, por último, tenemos opción de elegir un brazalete de acero remachado con un acabado pulido que grita calidad y comodidad se mire por donde se mire.

Brazalete TUDOR Black Bay 58 Navy Blue M79030B-0001

Además, haciendo gala de su exquisita atención al detalle, TUDOR ha incorporado en el cierre un rodamiento de cerámica que evita el contacto de metal con metal para impedir el desgaste y, ya de paso, satisfacer nuestro ‘ASMR’ (ese fenómeno biológico que nos hace sentir placer con determinados estímulos auditivos, táctiles o visuales) con su especial y muy satisfactorio sonido de ‘clic’.

Cierre tudor black bay 58 blue

tudor bb58 blue

Con su hermeticidad de hasta 200 metros y una esfera distinguida que reza el nombre de la firma junto a su escudo, ciudad de origen (“Geneve”) y certificación oficial del COSC, termina por convertirse en un modelo exclusivo tan confiable que TUDOR ofrece una garantía de hasta cinco años. Sin duda, la firma de la rosa ha vuelto ha superarse, y el murmullo de las olas que modulan su historia ligada a la mar nos rumorea, y no dudamos, que el «Navy Blue» nos va a hechizar y sumir en lo mas profundo de su alma eternamente.