Nuevos modelos Rolex 2021

Nuevos modelos Rolex 2021

Nuevos modelos Rolex 2021

Rolex presenta sus últimas creaciones, fruto de su savoir-faire único. Modelos que nos transportan desde las profundidades terrestres hasta las cimas montañosas, desde los confines del sistema solar hasta las regiones polares más recónditas, desde las tecnologías más precisas hasta la artesanía relojera más vanguardista. Son modelos concebidos como una invitación a la exploración, ya sea geográfica, técnica o estética.

Los nuevos territorios del Rolex Explorer

El Explorer nació en el Techo del Mundo. Fue elaborado con la colaboración de alpinistas legendarios. Su laboratorio natural: el Himalaya y su punto culminante, el Everest. 

Desde entonces, el Explorer no ha dejado de evolucionar para satisfacer de la mejor manera posible las necesidades de los exploradores. Cada vez más sólido. Cada vez más legible. Ha sabido adaptarse a los entornos más extremos, allá donde el control del tiempo es, con frecuencia, una cuestión de supervivencia.

Los relojes de la gama Explorer han conquistado todos los ámbitos de la exploración: desde las cimas montañosas a las profundidades terrestres, del frío ártico a los volcanes en erupción. Así es como el Explorer II se ha convertido, gracias a su visualización 24 horas, en el reloj de referencia de los exploradores polares, espeleólogos y vulcanólogos.

El Explorer y el Explorer II de nueva generación se enmarcan en esa perpetua búsqueda de la mejora, ese afán permanente por la excelencia. Sin ceder ni un ápice en términos de rendimiento, elemento esencial de la gama, también saben ser elegantes. Así, el Oyster Perpetual Explorer se presenta en versión Rolesor amarillo. Combinación de acero Oystersteel y oro de 18 quilates, el Rolesor, auténtico sello distintivo de Rolex, materializa
de maravilla esta alianza entre fuerza y elegancia.  

En cuanto al acero Oystersteel —aleación única de robustez incomparable y claridad sin igual—, sigue siendo un elemento fundamental de la caja y el brazalete de los modelos
Explorer. Inoxidable, concebido para las condiciones más extremas, contribuye a hacer del Oyster Perpetual Explorer II la herramienta imprescindible para cualquier explorador.

Esferas inéditas con una estética única

Se dice que la esfera es el rostro del reloj. Para Rolex, se trata también de un concentrado de energía que cobra vida desde el momento en que ve la luz. Pero las nuevas esferas del Datejust 36 y del Cosmograph Daytona custodian otras fuentes de energía, únicas, ancestrales.

Una se cristalizó en las profundidades de la Tierra, la otra surgió de los confines del sistema solar. Esta vibración elemental es la que da vida a las esferas de Rolex, gracias a la experiencia y el savoir-faire de sus artesanos.

Las esferas de los nuevos Oyster Perpetual Datejust 36 lucen un motivo «palmeras» —inspirado en los bosques tropicales— o «acanalado», que retoma un auténtico rasgo estético de Rolex. Verde oliva, plateadas o doradas, se obtienen a partir de materiales que provienen de las eras más remotas —como el cobre, el cinc, el níquel, el cromo, el titanio y el silicio— y mediante técnicas punteras que les confieren sus intensas y profundas tonalidades metálicas.

Los nuevos Oyster Perpetual Cosmograph Daytona se presentan en oro amarillo, blanco y Everose de 18 quilates. Sus esferas de meteorito son portadoras del recuerdo de una energía que ha surcado el tiempo y el espacio. Este material presenta motivos que se formaron a lo largo de un dilatado proceso de varios millones de años, por el que el núcleo fundido de un asteroide que viajaba a través del cosmos se enfrió.

Rolex selecciona el meteorito metálico con arreglo a unos criterios estéticos muy estrictos. Cada fragmento posee una estructura interna inimitable, lo que convierte a los Cosmograph Daytona con esfera de meteorito en piezas absolutamente únicas.

El brillo revelado de los diamantes

Los diamantes son eternos, y proceden de la noche de los tiempos. Su belleza en bruto, conformada en las profundidades de la Tierra durante más de mil millones de años, exige revelarse mediante la delicadeza de un facetado, o la gracia de un reflejo. El gemólogo y el engastador actúan conjuntamente para revelar esta luz. 

Uno selecciona las piedras y el otro las coloca, una a una, sobre la esfera, el bisel, la caja o el brazalete. Son gestos de una minuciosidad excepcional, transmitidos de generación en generación, que se perfeccionan sin cesar con el paso de los años. Gestos repetidos varios cientos de veces para ultimar los ornamentos de los nuevos Day-Date 36 y Lady-Datejust.

New Rolex Watches 2021

Los nuevos Rolex Oyster Perpetual Day-Date 36 lucen índices, números y correa de piel de aligátor a juego. Son color coral en la modalidad de oro amarillo de 18 quilates, turquesa en la de oro blanco de 18 quilates y burdeos en la de oro Everose de 18 quilates. Adornados con diamantes, estos Day-Date 36 reinterpretan un modelo emblemático y prestigioso desde el prisma de las piedras preciosas.

El nuevo Oyster Perpetual Lady-Datejust, engastado de 1089 diamantes repartidos entre la carrura, el bisel, la esfera y el brazalete President, se presenta como una joya excepcional cuya luz y brillo embellecerán las muñecas más delicadas. 

Acerca de Rolex: Una notoriedad inigualable basada en la calidad y el savoir-faire

Rolex es una manufactura relojera suiza integrada e independiente. La marca, con sede en Ginebra, es famosa en todo el mundo por su savoir-faire y la calidad de sus productos, símbolos de excelencia, elegancia y prestigio. Los movimientos de todos sus relojes Oyster Perpetual y Cellini son certificados por el COSC y posteriormente se ponen a prueba para verificar su precisión, sus prestaciones y su fiabilidad. La certificación de Cronómetro Superlativo —simbolizada mediante el sello verde— confirma que cada reloj ha superado con éxito las pruebas llevadas a cabo por Rolex en sus propios laboratorios y con arreglo a sus propios criterios. Estos son auditados periódicamente por un organismo independiente.

El término «Perpetual», que aparece en todos los relojes Oyster, supone mucho más que una palabra escrita en una esfera: es una filosofía que representa la visión y los valores de la marca, una perpetua búsqueda de la excelencia que el fundador Hans Wilsdorf transmitió a la empresa. Así, Rolex es la artífice de numerosas innovaciones, entre las que destacan el Oyster, primer reloj de pulsera hermético, que vio la luz en 1926, y la cuerda automática por rotor Perpetual, inventada en 1931. Desde su fundación, Rolex ha depositado más de 500 patentes.

La marca diseña y fabrica, en sus cuatro sedes, ubicadas en Suiza, la mayor parte de los componentes de sus relojes. Rolex se hace cargo de las diferentes etapas, desde la fundición de las aleaciones de oro hasta el ensamblaje de cada uno de los elementos del movimiento, de la caja, de la esfera y del brazalete, pasando por el mecanizado de las piezas y el acabado. Además, la marca se implica activamente con las
artes, el deporte y la exploración, y apoya a quienes trabajan por la conservación del planeta.