TUDOR Black Bay Chrono, un cronógrafo de contrastes

TUDOR Black Bay Chrono, un cronógrafo de contrastes

TUDOR Black Bay Chrono, un cronógrafo de contrastes

Corría el año 1970 cuando TUDOR, la conocida como ‘firma de la rosa’, presentó su primer cronógrafo al mundo: el famoso modelo Oysterdate. Desde entonces, la marca que fuera creada en 1926 por Hans Wildorf –el también fundador de Rolex Watch Company- ha lanzado año tras año auténticas maravillas de relojería siempre fuertemente ligadas al mundo del motor y el automovilismo.

Aunque eso sí, a TUDOR no se le escapa ni una en cuanto a lo deportivo se refiere, y desde la década de los años 50 ha permanecido igualmente al pie del cañón desarrollando relojes profesionales de submarinismo sin cesar. Como fusión de estos dos conceptos y tradiciones nace el exclusivo reloj Black Bay Chrono, que combina el rugir de los motores con el fluir de las olas en un único cronógrafo deportivo perfecto para los más puristas.

Descubra la colección TUDOR Black Bay Chrono haciendo click aqui  

Ciertamente este modelo ya existía, pero para conmemorar el 50 aniversario de sus impresionantes cronógrafos TUDOR lo ha vuelto a lanzar con una caja reinterpretada y dos esferas con subcontadores en contraste según elijamos la versión con dial negro u opalino.

Su diseño sigue la marcada estética de un cronógrafo deportivo elegante y todoterreno, pero además de su renovada fachada, está disponible hasta en tres brazaletes distintos: en acero remachado para un total look de acero inoxidable: TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0001

TUDOR Black Bay Chrono Black Dial M79360N-0001

En tejido Jacquard negro con cierre de hebilla: TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0007

TUDOR Black Bay Chrono 41mm M79360N-0007

O tambien en cuero envejecido de color negro con «bund» extraíble, cierre desplegable y cierre de seguridad: TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0006

TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0006

Curiosamente, ésta última es conocida como la correa ‘Bundt’, lo cual parece hacer referencia al delicioso y popular ‘Bundt Cake’ (bizcocho/pastel Bundt), un dulce horneado con distintiva forma de anillo. Y sí, efectivamente, la correa Bundt también rodea y contiene la caja del Black Bay Chrono en su totalidad como lo haría la propia tarta Bundt, cuyo origen se inspira en unos dulces procedentes de países centroeuropeos (especialmente de habla germana).

Siempre fiel a los relojes Black Bay originales, el Chrono también hace suyas las míticas agujas angulares ‘Snowflake’ que tan populares se hicieron tras la presentación de los relojes para submarinistas de TUDOR de 1969 en adelante. Eso sí, en esta ocasión han sido ligeramente perfeccionadas para garantizar una mejor legibilidad si cabe de toda la información que presenta la esfera ahora algo abombada.

Black Bay Chrono M79360N-0006

Esta esfera de acabado redondeado, que como comentábamos existe en su versión negro mate u opalina, incluye a su vez los dos subcontadores huecos que contrastan en el color contrario al de la esfera (negra u opalina) para, de nuevo, ofrecer una legibilidad insuperable.

El nuevo TUDOR Black Bay Chrono indudablemente comparte y encapsula la esencia de la legendaria colección Black Bay de TUDOR, pero no es solo una reedición de lo clásico, sino mucho más. El Chrono aúna sutilmente lo tradicional con los mejores avances de la relojería moderna, y asimismo promete una estética calificada de neovintage y una fiabilidad, robustez y exactitud que supera los estándares del sector con creces. Todo esto es un logro que se ve ensalzado por las aproximadamente siete décadas de excelencia de los relojes de submarinismo que le preceden.

A primera vista, el reloj conserva la tradicional caja de acero inoxidable de 41 mm de diámetro del sello Black Bay, pero ha sido levemente perfeccionada al realizarle un corte en la parte inferior del cristal de zafiro para, además, aprovechar y recolocar el movimiento del nuevo modelo: el MT5813. Al estar inspirado en los primeros cronógrafos de la firma, el Black Bay Chrono incorpora un contador de 45 minutos y una ventanilla de fecha situada en la posición de las 6 horas, así como unos pulsadores de acero inoxidable 316L atornillados a las 2 y a las 4 horas, basados también en aquella primera generación de fantásticos modelos.

TUDOR Black Bay Chrono M79360N

En cuanto al bisel, éste es una pieza fija de acero inoxidable con una pieza de aluminio anodizado en color negro que no varía independientemente de la versión que elijamos, y por supuesto, no falta una escala taquimétrica con delicadas marcas plateadas, otro elemento imprescindible que, a grandes rasgos, junto con la corona de acero con la rosa de TUDOR en relieve, termina por completar este Black Bay Chrono de exquisita alma deportiva. No obstante, su ingeniería interior y las opciones de acabados estéticos y brazaletes esconden todavía más sorpresas.

TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0006 es el nombre y referencia de la versión en opalina o blanca con correa de cuero negro y cierre desplegable como de seguridad, una de las más innovadoras sin duda. Como sabemos, su caja ha sido fabricada en acero inoxidable 316L y presenta un acabado pulido y satinado, mientras que las agujas tipo ‘copo de nieve’ (las Snowflake) lucen radiantes con su recubrimiento en un rico material luminiscente suizo, el Super-LumiNova® de grado A, ideal para no perderse ni un segundo en condiciones más oscuras.

TUDOR Black Bay Chrono M79360N-0002

El bisel fijo con disco y escala taquimétrica contrasta en color negro, dado que la esfera del M79360N-0006 se viste de blanco, y bajo el abovedado cristal de zafiro de la pieza encontramos los dos subcontadores en color negro y las variadas funciones del cronógrafo, siempre maquinando y tic-taqueando a pleno rendimiento. Éstas son sus agujas de horas y minutos ubicadas en el centro, el segundero del cronógrafo también en el centro, un contador cronógrafo de 45 minutos a las 3 en punto, un segundero pequeño a las 9, y la función de fecha instantánea en la posición de las 6 en punto.

Por si fuera poco, y como no podía ser de otra manera, todas las versiones de este TUDOR Black Bay Chrono son resistentes al agua, concretamente cuentan con una hermeticidad de hasta 200 metros (o 660 pies).

La precisión del reloj en cuestión es del todo infalible y admirable, por lo que se erige como uno de los grandes cronómetros suizos certificados oficialmente por el reputado Instituto COSC (Swiss Official Chronometer Testing Institute). Un título que viene dado por su movimiento, el Calibre MT5813 que mencionábamos anteriormente y que ofrece una reserva de marcha de hasta 70 horas.

calibre mt 5813 (cosc)

Superar todas las pruebas a las que un reloj es sometido para recibidr la certificación del COSC no es tarea fácil, pero el Black Bay Chrono de TUDOR ha demostrado que puede con todo y ha superado los estándares de rendimiento de este notorio laboratorio independiente. Es más, aunque el COSC permite una variación media en el funcionamiento diario de un reloj de entre -4 y +6 segundos en relación con el tiempo absoluto en un único movimiento, TUDOR insiste en lograr una variación de -2 +4 segundos.

Fabricado al estilo tradicional relojero, el movimiento incluye una rueda de pilares, un embrague vertical, y su acabado es típico de los calibres con sello de TUDOR, aunque esta joya de la ingeniería relojera nace como resultado de una larga colaboración entre Breitling y la firma de TUDOR, que decidieron compartir su experiencia e ingenio para crear determinados movimientos mecánicos.

Por su parte, el TUDOR Black Bay Chrono Black Dial M79360N-0001 hace referencia al mismo modelo Chrono en su versión con dial negro (y subcontadores plateados) caja y brazalete de acero.

TUDOR Black Bay Chrono Black Dial M79360N-0001

A modo de contraste, es cierto que el uso de correas de tejido siempre ha sido uno de los mayores distintivos de TUDOR, convirtiéndose en 2010 en una de las primeras y pocas marcas que ofrecían este tipo de producto dentro de su catálogo. Aún a día de hoy, es la célebre empresa de Julien Faure la encargada de realizar estas pulseras en telares de Jacquard del siglo XIX en Saint-Étienne, una bellísima región de Francia.

Como cabe esperar, estas correas de tejido, que son una de las tres opciones disponibles para el modelo Black Bay Chrono, ofrecen una comodidad y calidad suprema, pero la versión M79360N-0001 del modelo se acopla decididamente sobre un brazalete de acero inoxidable y no tiene nada que envidiar.

TUDOR Black Bay Chrono 41mm M79360N-0007

En su caso, la pieza que nos abraza la muñeca se inspira en los brazaletes con remaches fabricados por la propia TUDOR en los años 50 y 60, y que eran fácilmente reconocibles por tener las cabezas de remache para fijar los eslabones visibles en un lateral. Unos eslabones que, a su vez, presentaban una característica estructura en forma escalonada.

Como es evidente, todos estos detalles son apreciables en el modelo actual, por lo que no sorprende que ya haya encandilado a todo amante de la alta relojería con un fino halo vintage.

En cuanto a la garantía, todas las versiones de este modelo, ya sea con brazalete de acero, de tela Jacquard, en piel de cuero negro o cualquiera de las dos adaptaciones en color opalino o negro, cuentan con una garantía transferible de cinco años. Aunque si nos preguntan por los años que desearíamos vivir con un TUDOR Black Bay Chrono como acompañante, no nos bastan los minutos ni las horas para contarlos. Su excelencia es infinita, y nuestra devoción por él, inextinguible.