TAG Heuer Monaco, un icono sin frenos y a todo gas

TAG Heuer Monaco, un icono sin frenos y a todo gas

TAG Heuer Monaco, un icono sin frenos y a todo gas

Llegó a la parrilla de salida con aires de rebeldía en 1969, dejando a todos boquiabiertos con su aspecto decididamente vanguardista concentrado en una caja hasta entonces nunca vista, y desde entonces, con todas sus versiones posteriores, no ha cedido a ningún otro competidor su merecida pole position en la industria relojera.

Descubra la colección TAG Heuer Monaco Haciendo click aqui 

New TAG Heuer Monaco Steve McQuenn

En esta ocasión presentamos el dos relojes:

- TAG Heuer Monaco Calibre Heuer 02 CBL2111.BA0644 

TAG Heuer Monaco Green Royale Limited Edition CBL2116.FC6497

Historia TAG Heuer Monaco Calibre 11 Steve McQueen

El primer modelo Mónaco de TAG Heuer (Heuer Chronomatic Monaco 1133B) fue lanzado al mercado el 3 de marzo del 69 de forma simultánea en Ginebra y Nueva York. Rápidamente, el reloj pasó a estar en boca de todo el mundo por encarnar la esencia clásica de la firma suiza, pero a la vez romper con todos los códigos estéticos de aquel entonces en cuanto a la relojería se refiere.

TAG Heuer Monaco Steve McQueen ref. 1133 B

Presentaba, por primera vez en la historia de la relojería suiza, una gran caja cuadrada de ángulos muy marcados, en lugar de una redonda como dictaba la tradición. Además, era el primer cronógrafo hermético y automático con dichas características. En su interior debutaba el Calibre 11, un nuevo movimiento mecánico del todo rompedor, al igual que también se alejaban de la normal otros elementos estéticos como el uso de un cristal de plexiglás abombado o la incorporación de la corona en el lado izquierdo.

La Leyenda del TAG Heuer Monaco - Jo Siffert & Steve MCQueen

No tardó en convertirse en leyenda, y tampoco tardó en llamar la atención de personalidades como Jo Siffert, el afamado piloto de carreras suizo que tan solo un año más tarde, en 1970, hizo su aparición en el set de rodaje de la película ‘Le Mans’ (1971) de la mano de Jack Heuer, empresario y hoy Presidente Honorario de su firma homónima, para realizar acrobacias y entrenar al famoso protagonista, Steve McQueen.

TAG Heuer Monaco Steve Mc Queen - Jo siffert

Siffert fue sin duda el primer piloto de automóviles que se convirtió en embajador de la firma relojera, y a la vez fue también McQueen, nombrado el ‘Rey de lo Cool’, quien haría brillar a TAG Heuer y al Monaco en la gran pantalla y a nivel internacional.

El actor americano, fan devoto del automovilismo y las carreras, ya tenía el foco puesto en él como leyenda de la velocidad tras su papel protagónico en el filme ‘Bullitt’ (1968), en el que aparecía quemando rueda subido en su adorado Ford Mustang GT color verde ‘Dark Highland’, por lo que tras filmar ‘Le Mans’ con su Monaco abrazado al pulso, tanto su destino como el del innovador cronógrafo anunciaban sus metamorfosis en iconos de la relojería, el cine y el automovilismo.

TAG Heuer Monaco Steve MCQueen - Le Mans

Le Mans - TAG Heuer Monaco & Steve MCQueen

Ni qué decir cabe que el exquisito modelo de TAG Heuer ha estado siempre fuertemente ligado a McQueen y al mundo de las carreras. En ‘Le Mans’, el actor se colocaba el mono del propio Siffert, amigo de Jack Heuer y embajador de la firma relojera, y corría en unas ficticias 24 horas de Le Mans (aunque asimismo el filme incluía grabaciones reales de la última carrera) con su reloj.

En aquel momento, ésta era una película algo distinta y rompedora, al igual que el Monaco, por lo que el modelo se eligió expresamente. Desde entonces y hasta hoy, como es lógico, el TAG Heuer Monaco ha ido evolucionando con el tiempo, tanto estética como interiormente, viendo cambios en su diámetro, tipo de correa o los colores empleados.

Eso sí, su caja cuadrada siempre se ha mantenido, por supuesto. Aunque hay infinidad de versiones para todos los gustos, incluyendo la conocida como ‘The Dark Lord’ (El Señor Oscuro) por su look enteramente negro, las más actuales nos han cautivado.

TAG Heuer the dark Lord steve mcqueen

TAG Heuer Monaco Calibre Heuer 02

Dotando de elegancia, deportividad y carisma a los pulsos de miles de aficionados a todo gas, tenemos el TAG Heuer Mónaco Calibre Heuer 02 CBL2111.BA0644 con esfera azul

Nuevo TAG Heuer Monaco Steve McQueen

Si lo que le apasiona son las esferas negras, tenemos el TAG Heuer Mónaco Calibre Heuer 02 CBL2113.BA0644 con esfera negra.

tag heuer monaco black dial

Luciendo su mítica caja angular, en esta ocasión con un tamaño de 39 mm y fabricada en acero inoxidable pulido con un acabado satinado, ésta versión se convierte en una de las más codiciadas del momento.

Cuenta con una esfera azul satinada con efecto “rayos de sol”, así como con índices aplicados y un segundero permanente en color rojo como contraste. Así como las versiones de hace unos años se alejaban más de la estética retro de los primeros modelos de Monaco, ésta es todo un homenaje al TAG Heuer Monaco original.

CBL2111.BA0644

El nuevo modelo se enorgullece de su aspecto notablemente retro y lo hace evidente a través de su atrevido brazalete de acero, que ciertamente se inspira en los relojes Monaco de principios de 1970. Habiendo sido rediseñado, éste está formado por eslabones pulidos en forma de H que lo convierten en una pieza sumamente cómoda que se ajusta a los estándares actuales y termina por completarse con un cierre desplegable con pulsadores.

 TAG Heuer Monaco - Bracelet

No obstante, aunque cuenta con ese aire retro que tanto enamora, la ingeniería que reside en su corazón es de última generación. Visible a través de su cristal de zafiro abovedado y biselado, el impecable movimiento automático Calibre HEUER 02 se presenta como una de las últimas maravillas de fabricación propia de la marca, ofreciendo las funciones de horas, minutos y segundos, así como todas las funciones de cronógrafo: 1/4 de segundo, contador de 30 minutos, contador de 12 horas y fecha.

TAG Heuer Monaco 2021

Está equipado con un sistema de embrague vertical, rueda de pilares, ¡y garantiza una reserva de marcha de 80 horas!

TAG Heuer Monaco Calibre Heuer 02

TAG Heuer Monaco Green Royale Limited Edition CBL2116.FC6497

Por otra parte, y siguiéndolo muy de cerca, se encuentra el sorprendente TAG Heuer Monaco Green Royale Limited Edition (referencia CBL2116.FC6497), fabricado como una edición limitada de solo 500 piezas para celebrar el Gran Premio de Mónaco Histórico del que TAG Heuer es cronometrador y patrocinador oficial. Es más, desde el año 2011, la firma es colaboradora oficial del GP del país junto al Automóvil Club de Mónaco.

TAG Heuer Monaco Green Royale Limited Edition CBL2116.FC6497

Como el modelo anterior, se niega a ajustarse a las convenciones con su caja cuadrada de 39 mm, pero opta primeramente por acompañarla de una pulsera completamente diferente. En este caso la estilosa correa es de piel de aligátor negra, y se fija con un cierre también desplegable con el escudo de TAG Heuer grabado.

Por su parte, la caja del Monaco Green Royale es también de acero perfectamente pulido, pero la esfera que vive en ella es de un color nunca visto, un verde muy profundo pero sutil que nos presenta otra cara todavía más osada de la firma. A conjunto, las marcas grabadas en la masa oscilante y en la rueda de pilares de su movimiento interno de Manufactura, el mencionado HEUER 02, también son verdes. En cuanto a las demás funciones y elementos, al igual que el TAG Heuer Mónaco Calibre Heuer 02, esta versión de edición limitada igualmente luce el sólido cristal de zafiro abovedado que protege la esfera y presenta curvas icónicas, y ofrece una estanqueidad de 100 metros bajo el agua.

TAG Heuer Monaco Green Dial CBL2116.FC6497
Indiscutiblemente, ambas versiones del querido Monaco, un emblema y una oda atemporal a la rebeldía, son una opción maravillosa tanto para los aficionados y fieles seguidores de TAG Heuer como para quienes quieran iniciarse con las piezas de ésta reputada firma suiza. Y, por supuesto, si se es amante del automovilismo, la velocidade, el cine, o simplemente de la buena relojería con un toque de elegante rebeldía, no hay más que hablar: el TAG Heuer Mónaco en cualquiera de sus versiones es una apuesta segura.

En 1969 este modelo ya cambió la cara de la relojería de lujo de suiza en un milisegundo con su carácter revolucionario, y hoy continúa liderando la carrera en la industria sin que nadie le pise los talones, o más bien las agujas.