TAG Heuer Aquaracer Professional 300: Ingeniería suiza con espíritu marino

TAG Heuer Aquaracer Professional 300: Ingeniería suiza con espíritu marino

TAG Heuer Aquaracer Professional 300: sumergiéndonos en pura ingeniería suiza con espíritu marino

El delicado fluir de su movimiento, su gama de colores explosivos cargados de energía, su estética y estilo rompiendo como las olas con los límites establecidos hasta ahora… Todo ello es el nuevo modelo TAG Heuer Aquaracer, un reloj deportivo de raíces clásicas con mucha historia y una nueva cara que deja huellas de salitre en el corazón.

Fabricado con la mar siempre en mente, el TAG Heuer Aquaracer lleva con nosotros desde 1978, aunque no se conocía con este nombre por aquel entonces, pues el legado comenzó con el Heuer Ref. 844. Ese portentoso modelo fue el comienzo del legado de los relojes de buceo de la exitosa firma suiza de lujo, aunque ya en 1895 TAG Heuer había patentado las primeras cajas estancas para relojes de bolsillo.

A lo largo de los años hemos ido disfrutando de cada innovación de TAG Heuer, la firma relojera fundada en 1860 por Edouard Heuer, y esperando con gran emoción el lanzamiento de un nuevo Aquaracer. Desde luego, a menudo hemos pensado que el último modelo nunca podría ser superado, pero estábamos del todo equivocados.

Al igual que el océano, el TAG Heuer Aquaracer está siempre en constante evolución. Es más, él es sinónimo del propio océano, y aunque es un reloj atemporal y fiable en cualquier tipo de ocasión, desde su brazalete hasta la caja o las agujas hablan de las crestas de las olas, del momento exacto en el que uno se clava y cruza la barrera de la superficie marítima tras un salto, o de todos los secretos que guardan las profundidades.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 WBP201B.BA0632

Desde su concepción ha sido forjado para explorar las entrañas del océano, para que los buceadores cuenten con el mejor acompañante de todos los tiempos, y para que los amantes del mar sepan que no están solos en sus aventuras. Aunque eso sí, a pesar de su alma acuática, ya decíamos que el nuevo Aquaracer va más allá de los límites, por lo que es adaptable a cualquier terreno.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 WBP201C.BA0632

En el mar, la montaña, subido a lomos de un caballo o al volante de un deportivo, no importa, el Aquaracer está más que preparado y es hoy el reloj-herramienta por excelencia que redefine el significado de cronometraje de lujo. Versátil se queda corto para describirlo, y es que con una envidiable energía renovada, el nuevo modelo se hace llamar TAG Heuer Aquaracer Professional 300 y llega para conquistar a todo aquel que ame la vida activa, que valore el estilo, y busque superarse a sí mismo día tras día.

tag heuer aquaracer

Con una deslumbrante nueva imagen y una robustez inigualable, el modelo está hecho a conciencia para la nueva generación de ‘exploradores’ del siglo XXI sin perder de vista los rasgos más clásicos e inconfundibles del primer Aquaracer de la historia. Elegante, atrevido y exquisitamente funcional, se ha convertido en pocos meses en una de las grandes obras maestras de la ingeniería relojera de TAG Heuer, encarnando a la perfección su espíritu valeroso y vanguardista.

TAG Heuer Aquaracer Professional WBP201B.BA0632

Su inconfundible estética exhibe un bisel de 12 facetas al más puro estilo Aquaracer e incorpora unos detalles técnicos de lo más rigurosos, lo que convierte a la pieza en un tesoro contemporáneo que hace gala de y continúa el legado que la firma relojera comenzó hace ya más de cuatro décadas. De hecho, como comentábamos anteriormente, el predecesor del Aquaracer Professional 300 es el memorable Heuer 844, un reloj hermético de buceo que poco tardó en convertirse en el favorito de los buceadores de todo el mundo sin importar su nivel. Tras él vinieron otros tantos modelos igual de impecables, como el Night Diver o los modelos de la Serie 2000 en 2004, pero nunca anticipamos la llegada de una maravilla como la que hoy tenemos el gusto de admirar.

“El modelo Aquaracer Professional 300 retoma una historia que despierta gran admiración y constituye el paso más significativo que hemos dado en muchos años para llevar adelante nuestra colección Aquaracer. Es un reloj que va más allá de los límites establecidos, muy funcional, con una estética audaz e inconfundible y la promesa de acompañarte hasta en las situaciones más extremas... El reloj Aquaracer Professional 300 te llevará a territorios inexplorados. Al fin y al cabo, en ellos es donde realmente nos encontramos a nosotros mismos”, decía recientemente el CEO de TAG Heuer, Frédéric Arnault, en una entrevista.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300: 8 referencias de puro refinamiento y máxima hermeticidad

El lanzamiento del Aquaracer Professional 300 marca sin duda un nuevo capítulo en la historia de TAG Heuer. Viendo las ocho referencias disponibles de este modelo de alto rendimiento, está claro que durante el proceso de diseño los expertos de la firma quisieron mantener los principales códigos estéticos del original sin perder de vista la innovación, por lo que todos los rasgos clave del mismo han sido actualizados.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 Titanium WBP208B.BF0631

Manteniendo la forma base que ha lucido el bisel giratorio unidireccional con 12 facetas desde 1983, la versión Professional 300 agrega una inserción cerámica anti-arañazos y ostenta ahora unas facetas estriadas que las hace más fácilmente manipulables. Además, el perfil interior hasta ahora dentado del mismo bisel ha sido redefinido para hacerlo más suave, silencioso y práctico, lo que supone un cambio que eleva la ergonomía del modelo a un nuevo nivel. Y por si eso fuera poco, el bisel también luce ocho marcas horarias octogonales y una corona con 12 lados.

Inmediatamente, la corona atornillada se rebela y presenta un ‘envoltorio’ protector con una estética más curvilínea y suave, sumando todavía más elegancia a un reloj que es ciertamente más ligero y fino que los anteriores. Es más, sin comprometer en absoluto su nueva hermeticidad al agua de hasta 300 metros, el Aquaracer Professional 300 figura una caja, bisel y brazalete metálico mucho más esbeltos que lo convierten en un reloj todoterreno para el día a día y no solo ideal para el buceo.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 Calibre 5 WBP201B.BA0632

Siguiendo la estela de la caja, ésta ha sido también rediseñada para que el borde sea biselado y pulido y las asas sean algo más cortas, lo que crea un impacto visual más sofisticado que termina por completarse con un exquisito cristal de zafiro renovado con magnificador en su cara inferior, justo encima de la ventana de fecha a las 6.

Al hilo del lenguaje audaz y distinguido del nuevo ‘reloj de los mares’, la legibilidad general y estética a primera vista también se han visto alteradas.

Ahora, el Aquaracer ostenta una aguja horaria más dilatada y con forma de espada, un minutero más estrecho, y dos tipos de revestido Super-LumiNova® (material luminiscente en la oscuridad): color verde para la aguja y azul para el minutero. De esta forma, se garantiza una diferenciación, claridad y legibilidad mucho mayor aún en condiciones límite de escasa visibilidad.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 WBP201A.BA0632

Siete referencias, dos tamaños, y un mismo traje de buzo e impulso

El Aquaracer Professional 300 se ha lanzado bajo siete referencias en distintos colores que van del negro y el azul hasta el verde o el plateado, y dos tamaños de caja, 43 mm o 36 mm, aunque los modelos para caballero con esfera azul (referencia WBP201B.BA0632) o negra (referencia WBP201A.BA0632) de 43 mm se alzan entre los más populares.

TAG Heuer Aquaracer Mujer Diamantes Calibre 5 WBP231B.BA0618

Ambos están manufacturados enteramente en acero inoxidable (incluyendo el brazalete de tres hileras), con caja pulida y cepillada, el mítico bisel giratorio cerámico con escala de 60 minutos a juego en azul o negro respectivamente, corona en la posición de las 3 horas y cristal de zafiro plano con doble tratamiento anti reflectante.

En cuanto a los detalles de la esfera, el reloj presume de su color (según el que hayamos elegido) mediante una técnica de cepillado con acabado efecto rayo de sol, lo que le otorga más personalidad y matices a la pieza. Asimismo, el logotipo de TAG Heuer se deja ver en la parte superior chapado en rodio, al igual la inscripción “AQUARACER AUTOMATIC 300m/1000ft” un poco más abajo, justo sobre la ventanilla de fecha angulada con lente de aumento en la posición de las 6.

TAG Heuer Aquaracer WBP201B.BA0632

Por su parte, los detalles revestidos en Super-LumiNova® son abundantes y varían entre sí, como decíamos anteriormente, para garantizar una mayor legibilidad. Así pues, tanto los índices aplicados como las agujas de horas y minutos y la aguja central han sido chapados en rodio y acabados con Super-Luminova®, al igual que el triángulo blanco ubicado a las 12 horas.

Cabe destacar que las versiones del modelo en 36 mm llevan grabados en la esfera un diseño ondulado en lugar del dibujo de líneas horizontales separadas que lucen los mencionados Aquaracer Professional en color negro o azul de 43 mm.

TAG Heuer Aquaracer Professional 300 43 mm WBP201A.BA0632

A pesar de estas ligeras diferencias, todas las referencias comparten un mismo espíritu y otros tres detalles imprescindibles: un nuevo brazalete, un calibre envidiable, y el famoso dibujo del traje de buzo con escafandra grabado en el fondo de la caja.

Sin importar el color o el tamaño, todos los TAG Heuer Aquaracer Professional 300 cuentan con un firme brazalete integrado de metal equipado con un sistema de ajuste híper preciso que permite ampliar o reducir la longitud del mismo hasta en 1,5 cm. De esta forma, uno puede redimensionarlo para, si es buceador, colocar el reloj por encima del traje de buceo.

AQUARACER  WBP201A.BA0632

De hecho, profesionales del mundo acuático como el surfista americano Kai Lenny, el buzo Robin George o la campeona de ‘freediving’ (apnea o buceo libre) Julie Gautier no han podido evitar hacerse eco de estos modelos uniéndose a su campaña publicitaria en televisión, e incluso algunos como el propio Lenny son ya embajadores de la firma. Eso sí, no olvidemos que el Aquaracer es apto para todos los terrenos, situaciones y usuarios, simplemente hay que tener ese toque de aventureros intrépidos y pasión por la vida. ¡Ah! Y acabando con el brazalete, es importante saber que su cierre es otra maravilla, al ser desplegable fabricado en acero inoxidable con pulsadores de doble seguridad, un sistema de ajuste fino y el escudo de TAG Heuer grabado.

AQUARACER WBP201A.BA0632

El calibre que vive en su interior tampoco deja indiferente a nadie, y no es de extrañar. En esta ocasión, el Aquaracer Professional 300 da cabida al Calibre 5 de TAG Heuer, un movimiento mecánico automático súper fiable hecho en Suiza, por supuesto, y que impulsa las agujas de las horas, los minutos y los segundos, así como la fecha. Para mantenerlo a buen recaudo, todas las piezas del modelo se terminan con un fondo de caja compacto y hermético hasta 300 metros. Como adelantábamos, para ponerle el broche final a esta joya de los mares, los diseñadores e TAG Heuer han optado por grabarle el famosísimo traje de buzo con escafandra que ya tuvimos el placer de conocer en la colección Aquaracer del año 2004, aunque como muchos de los otros elementos, este motivo familiar también ha sido ligeramente rediseñado.

calibre 5 tag heuer

La escafandra, que se ubica en el fondo de la caja, ahora queda siempre en posición vertical, y el diseño de la misma es más anguloso e incorpora un nuevo visor dodecágono. Sin duda alguna, este nuevo Aquaracer Professional 300 va a hacer las delicias de todo buzo, amante del mar y apasionado de la vida en general, porque aunque su alma y mecanismos respiren agua salada, se declara todoterreno y no conoce límite alguno.