OMEGA Seamaster Diver 300M James Bond 007 – La leyenda del mar

OMEGA Seamaster Diver 300M James Bond 007 – La leyenda del mar

OMEGA Seamaster Diver 300M James Bond 007La leyenda del mar

Afortunadamente, aunque sus orígenes nos susurren historias de lo más profundo del océano, no habrá que ir hasta allí para encontrarlo. Habiendo nacido su primera versión en 1993, el OMEGA Seamaster Porfessional Diver 300M, fundada en la Suiza de 1848 por Louis Brandt, es hoy en día toda una leyenda aclamada tanto por amantes del tiempo y los cronógrafos como, por supuesto, del mar.

Descubre la colección OMEGA Seamaster haciendo clic aqui

Fue entonces, hace casi tres décadas, cuando el exquisito modelo comenzó a consolidarse como el instrumento por excelencia para los buzos más expertos, que requerían (y requieren) una pieza con gran estanquidad que pueda ser manipulada libremente bajo el agua y en todo momento.

El Omega Seamaster Diver 300M, que como su propio nombre indica ofrece una hermeticidad de 30 bar, es decir hasta 300 metros (1000 pies), ha sido fabricado expresamente para su manipulación inmerso en el mar y cuenta ya con años de excelencia.

omega seamaster 300

Tras él se esconde una multitud de seguidores que han quedado todavía más prendados de la firma si cabe al ver esta moderna versión del modelo que se viste casi enteramente de acero noble. El modelo en cuestión, con una caja de 42 mm, se hace llamar OMEGA Seamaster Diver 300M Co-Axial Master Chronometer 210.30.42.20.03.001 con esfera azul y OMEGA Seamaster Diver 300M Co-Axial Master Chronometer 210.30.42.20.01.001 con esfera negra, los dos fusionan delicadamente el patrimonio oceánico de la colección Seamaster original con las últimas innovaciones en diseño y tecnología de OMEGA.

omega seamaster 300M 210.30.42.20.01.001

Como decíamos, es el acero el que protagoniza esta joya marítima, pero también la cerámica y el cristal zafiro. El acero noble constituye la mayor parte del cuerpo de la pieza, y en el caso de la firma de OMEGA, utilizan el 316L, famoso tanto por su resistencia a la corrosión como por su brillo intenso tras el pulido.

Indiscutiblemente, es una gran elección para un cronógrafo que va a ser empleado en el día a día pero también en situaciones extremas o de aventura, como es la práctica del buceo.

Por su parte, la cerámica (con la que OMEGA tiene amplia experiencia) luce en el impecable bisel con escala de inmersión en resistente esmalte blanco y también en la esfera pulida, que además figura las míticas olas de los Seamaster grabadas a láser y una ventana de fecha que se ha trasladado a la posición de las 6, lo cual otorga una fascinante harmonía estética a todo el reloj.

OMEGA Seamaster Diver 300M Co-Axial Master Cronometro 210.30.42.20.01.001

En su versión azul, el bisel giratorio unidireccional y la esfera toman dicho color, mientras que en la referencia negra ambos elementos se adaptan y visten de ésta última tonalidad. Sin duda, no es extraño que la cerámica sea una de las apuestas de la firma para este cronógrafo, pues es un material altamente duradero, hipoalergénico, muy resistente al rayado, respetuoso con el medio ambiente y no magnético con el que llevan trabajando cuidadosamente más de 10 años.

omega seamaster 300 blue

Adentrándonos todavía más en su diseño, es cierto que uno se queda prácticamente sin palabras. Aunque los primeros modelos Seamaster (que no los Seamaster Diver 300M) se remontan a 1948, año en el que ya deslumbraron al público por sus detalles técnicos y la pureza de su diseño, éstos han ido evolucionando y mejorando a una velocidad impar con las colecciones posteriores.

En primer lugar, y en el caso de la última versión del Professional Diver 300M de 42 mm, las agujas tipo esqueleto y los índices realzados están rodiados y a la vez tratados con material Super-LumiNova blanco, lo que garantiza una perfecta lectura en la oscuridad.

Mientras, su famosa válvula de escape de helio ofrece un diseño en forma cónica que incorpora una inteligente tecnología patentada que asegura la hermeticidad del reloj en el improbable caso de que la válvula se abra bajo el agua de manera accidental. Por último a nivel exterior, el reloj termina por completarse con un cómodo y ergonómico brazalete de acero que hace las delicias de buzos y no tan buzos pero con alma oceánica y sed de cronógrafos de una excelencia singular.

En sus entrañas, el legendario modelo también rezuma excelencia, incorporando el calibre OMEGA Master Chronometer 8800, que es visible a través de un cristal de zafiro sintético y convexo altamente resistente a los arañazos y antirreflejos. Certificado oficialmente como un Master Chronometer aprobado por el METAS suizo (Swiss Federal Institute of Metrology), que confirma el nivel más alto de precisión, rendimiento y resistencia magnética en la industria, el calibre OMEGA 8800 es resistente a campos magnéticos hasta de 15 000 gauss, incorpora un volante de oscilación libre con espiral de silicio y una carga automática en ambas direcciones.

Así, se trata de un movimiento automático con escape Co-Axial que ofrece, por si fuera poco, una reserva de marcha de 55 horas. Todo ello, y su acabado rodiado con las célebres decoraciones Côtes de Genève en arabesco (motivo formado por estrías paralelas plasmadas sobre los puentes y rotores del mecanismo del reloj), lo convierten en uno de los calibres más avanzados del momento en mar y tierra.

omega seamaster 300 caseback

De hecho, tal es su fama que los relojes Seamaster también han sido protagonista en la gran pantalla ni más ni menos que de la mano, o más bien en la mano de el agente especial James Bond en películas como Casino Royale (2006).

Incluso el propio protagonista del filme, el actor Daniel Craig, se ha convertido en un fiel abanderado y promotor del icónico modelo sumergible luciendo en su muñeca el último modelo Omega Seamaster Diver James Bond 007 Edicion 210.90.42.20.01.001 en la última película James Bond - No time To Die. Descúbrelo haciendo clic aqui.

omega seamaster diver 007 edition 21090422001001

Está más claro que el agua que este Seamaster Diver 300M de armadura de acero domina las profundidades con su rotunda precisión, tecnología suprema, rendimiento y diseño limpio y puro.

OMEGA presentó el reloj más nuevo de James Bond, diseñado exclusivamente para la película "Sin tiempo para Morir".

Idéntico al reloj 007 en No Time To Die, este Seamaster de 42 mm, en titanio de grado 2 fuerte pero liviano, tiene un anillo y esfera de bisel de aluminio tropical marrón.

Ligeramente más delgado que los modelos estándar Diver 300M gracias a la cúpula del cristal de zafiro, se presenta en una pulsera de malla de titanio de grado 2 con innovadora hebilla ajustable.

El Diver de la edición 007 funciona con el cronómetro maestro coaxial 8806 de OMEGA, que ha alcanzado los más altos estándares de precisión, rendimiento cronométrico y, por supuesto, resistencia magnética de la industria.

El movimiento del Omega Seamaster Diver 300M James Bond 007 Edicion 210.90.42.20.01.001 es el Calibre Omega 8806 Movimiento automático con escape coaxial. Master Chronometer certificado, aprobado por METAS, resistente a campos magnéticos que alcanzan los 15,000 gauss.

Equilibrio de resorte libre con resorte de equilibrio de silicio, bobinado automático en ambas direcciones.

Acabado especial de lujo con rotor chapado en rodio y puentes con olas de Ginebra en arabesco.

Cristal de zafiro abovedado, resistente a los arañazos con tratamiento antirreflectante en su interior.

Reserva de marcha: 55 horas.

omega seamaster 300 james bond 007

Sus ‘tics’ fluyen como el suave vaivén de las olas pero a la vez rugen al son del latir de todos los mares. Son un regalo de la creatividad, el ingenio y savoir-faire de OMEGA, que con este modelo nos sume en un océano de excelencia que aunque a veces parezca imposible de superar, la firma consigue demostrar que sí, que ese océano para ellos siempre está vivo y en constante desarrollo. Que no, que por mucho tiempo que pase los Seamaster en su versión Diver 300M jamás dejarán de hacernos sentir invencibles bajo y sobre el agua.