Pedro Luis Olivares ya cuenta con el exitoso TAG Heuer Connected

Pedro Luis Olivares ya cuenta con el exitoso TAG Heuer Connected

El primer reloj de lujo inteligente del fabricante suizo TAG Heuer ya es una realidad en la Región gracias a su concesionario en Murcia, Pedro Luis Olivares. La joyería murciana presentó esta exclusiva pieza en su establecimiento de Gran Vía en un acto que contó con la directora de TAG Heuer España, Blanca Panzano, y el responsable de la marca en la delegación de Murcia, Jesús Bercedo. Hasta el establecimiento joyero también se acercaron clientes interesados en el reloj, así como potenciales clientes de perfil juvenil y gusto por la tecnología.

Para Alejandro Olivares, gerente de Joyería Pedro Luis Olivares, «la presentación fue todo un éxito ya que lo que caracteriza a nuestros eventos es un ambiente muy amigable y familiar todo ello ambientado con la imagen de TAG Heuer que tanto gusta en el mundo de la relojería y que es en si mismo toda una experiencia. Además, los representantes de la marca quedaron encantados con la asistencia de los invitados así como del interés que mostraron por el producto».

El reloj TAG Heuer Connected con Intel Inside es un reloj de lujo que goza de una experiencia, tradición y herencia suiza de más de 150 años, algo que han complementado siempre con innovación y vanguardia, y un marcado carácter deportivo y juvenil, desde sus inicios. No es casualidad, por tanto, que la firma haya sido la primera marca suiza en desarrollar un 'smartwatch' conectado con sistema operativo Android. Cuentan que la idea surgió de su actual CEO, Jean Claude Biver, quien el año pasado apostó por esta tecnología firmando una alianza con Google e Intel para desarrollar, fabricar y, posteriormente, distribuir el reloj.

«Lo que hace único a este reloj es precisamente la colaboración de una marca de manufactura de relojes Suiza con firmas de tecnología móvil e informática. TAG Heuer ha utilizado todo su saber hacer sobre la fabricación tradicional de relojes y el resultado ha sido un 'smartwatch' pero con un diseño y materiales a la altura de cualquier otro reloj suizo. Es más, su mayor valor es precisamente ese, que en la muñeca no parece un 'gadget' tecnológico sino que la primera impresión cuando se mira es la de un auténtico reloj», explica Alejandro Olivares.

«Con este reloj», continúa el gerente de la empresa concesionaria en Murcia, «TAG Heuer aúna lo mejor de los dos mundos. Es decir, clientes de la marca o de reloj tradicional que nunca hubieran pensado en adquirir uno, o clientes de tecnología que hasta ahora no se habían interesado por el reloj tradicional, se encuentran ahora con un producto atractivo y con suficientes argumentos para atraer al menos su atención».

Con un diámetro de 46,2 mm, el diseño del TAG Heuer Connected es básicamente el de un verdadero cronógrafo, con caja y bisel fabricados en titanio de grado 2, un material que garantiza una mayor ligereza y resistencia. La pieza de relojería presenta toda la elegancia y nivel de acabado que se espera de un reloj de gama alta. Para él, la firma ha desarrollado tres esferas digitales que presentan la línea de diseño fácilmente reconocible de la colección Carrera, incluidas las agujas, los índices, los contadores y la ventanilla de calendario: la esfera de cronógrafo, la esfera tres agujas y la esfera GMT, reproduciendo fielmente el aspecto y las funciones de una esfera auténtica, con sombras bajo las agujas y un precioso efecto rayos de sol.

Además, debido a que el TAG Heuer Connected es, por encima de todo, un reloj, las agujas e índices digitales permanecen visibles en cualquier momento, incluso cuando el reloj se encuentra en modo de ahorro de energía. Existe un cuarto tipo de esfera, la temática, que cuenta con contadores interactivos, una forma única en la que se presentan las aplicaciones del reloj. El principio es sencillo: la esfera y las agujas se conservan y la información más relevante de las aplicaciones asociadas se presenta de forma elegante en tres contadores dentro de la esfera del cronógrafo, situados a las 12, las 6 y las 9 horas e integrados por completo en la estética del reloj.

El funcionamiento sencillo e intuitivo permite al usuario centrarse en lo esencial, sin que esto afecte a la apariencia clásica del reloj. Las aplicaciones personalizadas para TAG Heuer y disponibles de forma exclusiva son Insiders (estilo de vida), GolfShot Pro (golf), RaceChrono Pro (carreras de motor) y Viewrangers (camino). Además, TAG Heuer ha incluido funciones clásicas que constituyen una parte esencial del universo de la relojería: un temporizador, una alarma y un cronómetro, cuyo diseño es fiel a los códigos de la marca.

TAG Heuer ha trabajado en estrecha colaboración con Intel y Google para crear un reloj de lujo que combina conectividad e inteligencia informática con tradición relojera suiza. El reloj cuenta con un procesador Intel Atom Z34XX y funciona con la plataforma Android Wear. Intel ha fabricado el sistema inteligente del reloj para optimizar el rendimiento y permitir gran cantidad de opciones de conectividad, incluyendo la reproducción en línea de audio, el Bluetooth y el Wifi, así como permitir a los usuarios utilizar todo el abanico de opciones que ofrece el sistema operativo Android Wear.

El reloj TAG Heuer Connected, con 4 GB de memoria y una batería de litio de última generación que dura hasta 25 horas, está equipado con un pequeño micrófono para conectar con el control por voz de Google, así como con una pantalla de cristal de zafiro, y como complemento indispensable la corona situada a las tres horas, que alberga los controles. Toda la pieza se ha fabricado para que sea hermética para el uso diario y está clasificada con el nivel IP67 de estanqueidad.

Y si el usuario no lleva el teléfono consigo no pasa nada. El reloj seguirá calculando, mostrando e intercambiando datos y, mientras tenga conexión Wifi, seguirá conectado a la nube. Por supuesto, sus aplicaciones alojadas (reproductor de música, temporizador, alarma, contador de pasos) seguirán activas incluso sin conexión. Cabe destacar también su carga inalámbrica. Simplemente hay que colocar el reloj encima del cargador para cargarlo. Asimismo, la pieza goza de una garantía internacional de dos años.

Todos estos aspectos y su precio, 1.400 euros, ha hecho que el reloj haya sido un éxito mundial habiendo roto las previsiones de ventas. «Desde hace varios meses tenemos clientes que se han mostrado interesados en esta pieza. Por tanto, no es de extrañar que en el primer día se hayan agotado todas las unidades recibidas», apunta el gerente de la joyería.

Con todo esto, haber podido presentar el reloj y haber atendido parte de la demanda de la Región de Murcia es para Alejandro Olivares «un reconocimiento a nuestro buen hacer y a la confianza de la marca depositada en nosotros, ya que nos coloca a la altura de grandes ciudades como Madrid o Barcelona».