Breitling

Desde 1884, Breitling se ha ganado una reputación mundial por los relojes de alta precisión, su papel pionero en el desarrollo del cronógrafo de pulsera y su compromiso intransigente con la excelencia en el diseño.
Reconocido por su espíritu de innovación, Breitling también se ha ganado un lugar de privilegio en los mundos de la ciencia, el deporte y la tecnología. Breitling fabrica sus propios movimientos en la empresa y la calidad de cada reloj se confirma por su estado como cronómetro certificado por COSC, fabricado en Suiza.